PRIMER GRAN PARLAMENTO DE LA NACION AYMARA

(AYMAR JACH’A ULAQA)


« La Historia de los pueblos indigenas es una constante de despojos, expulsión de sus tierras y sometimiento pero; apesar de tanta patraña la lucha por sobrevivir es latente y por muy dura que fue esta laceración supo resistir sin doblegarse incólume por siglos.
El dardo de la invasión aun ronda nuestras comunidades, de ello fuimos testigos cuando el dia 15 y 16 de junio hemos estado en el Tripartito Perú - Chile - Bolivia con la tarea de participar en el II Seminario sobre Derechos Humanos y Derechos Indigenas ; organisado por la Comisión Internacional de Derechos Indigenas de Sud América CIDSA - Bolivia.
Fue un masivo encuentro de representantes y miembros de la gran nación Ancestral Colla, que actualmente están divididos por las fronteras de los tres estados criollos : Perú, Bolivia, Chile (y Argentina).
Hemos sido testigos oculares de la terrible amenaza que se cierne sobre toda esa región altiplánica, el clamor desesperante es unánime en contra del desvio de las aguas del río Mauri y sus afluentes
« Huchusuma » y « K’año » e incluso el usufructo de las aguas del subsuelo para beneficiar otras zonas y otras gentes no aymaras.
Los aymaras de toda esa inmensa región se ven afectados mortalmente en su modo de vida : los inmensos pastizales y bofedales que servían de tierras de pastoreo hoy son convertidos en parajes desérticos inservibles.
Este ambicioso proyecto de desviar aguas naturales lo condenamos, como un alevoso atentado en contra del medio ambiente y a la vida de los indigenas aymaras de Jancko Marka - Perú, Charaña - Bolivia y comunidades altas de Chile ; más aún toda la zona altiplánica de esa región. Es necesario destacar que la defensa directa de las comunidades afectados será asumida por el CONSEJO DE MAULLCUS Y AMAUTAS conformado por : Max Paredes, Claudio Vasquez de Bolivia ; Tomás Alarcón, Juan Cruz Quispe y José Luis Hañari Monzón del Perú y Gumercindo Mamaní, María Yucra de Chile.
Para los indigenas : Territorio - hombre- cosmos -es una sola unidad indesligable, fuente de vida y continuidad que merece respeto ».

Por Diómedes Quispe Z.
COORDINADOR GENERAL DE CISA

EL PARLAMENTO AYMARA

En la localidad de Janq’uchullpa (tripartito) del Ayllu Janq’umarka, del departamento de Tacna, de la República del Perú, a los diecisis días del mes de Junio de mil novecientos noventa y seis años, a convocatoria de la Comisión Internacional de Derechos de los Pueblos Indios de Sudamérica (CIDS A), el CONSEJO DE MALLKU Y AMAWTAS de la NACION AYMARA del Qullasuyu, en representación soberana de los Ayllus y Sayas Aymaras de allende y aquende las fronteras del Perú, de Bolivia y del problema emergente de la usurpación y acaparamiento de los yacimientos acuiferos de la Cordillera de los Andes Occidentales, por el gobierno peruano, en desmedro de los pobladores aymaras de la alta zona andina, en beneficio exclusivo de los latifundistas o granjeros extra-continentales asentados en las costas del Pacífico.

Considerando :

1.- Que, los gobiernos del Perú, de Chile y de Bolivia, en sus acuerdos bi o trilaterales, en nombre de la modernidad y desarrollo, están efectuando trabajos de captación y succión de aguas subterráneas o desviación del curso de los ríos, en total desmedro de los Ayllus Aymaras (del Perú, de Bolivia y de Chile) que desde tiempos milenarios viven alrededor de las montañas del Qhanti (Andes). Este hecho es lesivo a los hábitos de vida cotidiana del Pueblo Aymara de la región, provoca el desequilibrio ecológico, causa la deformación del eco-sistema, atenta contra los principios vitales de la existencia de la Pachamama, va contra otro argumento que beneficiará a los latifundistas o granjeros extra-continentales asentados en las costas del Pacífico.

Con la captación de las aguas profundas de la napa friática, se afecta al mismo PHUJU (fuente vital) de las aguas que refluyen benefactoras en la superficie, como manantiales y ríos, creando praderas, parques, valles, cuencas hidrográficas e higrográficas ;

Considerando :

2.- Que, el gobierno peruano del Sr. Fujimori, está aplicando un monstruoso programa de captación de aguas profundas de la cordillera, provocando la desecación inminente de paisajes naturales que desde tiempos inmemoriales han sido el sustento de la economía de los pastores de camélidos de la alta zona andina. Este es el caso específico del AYLLU JANQ'UMARKA, cuyos manantiales ya no refluyen la vida, cuyos bofedales han quedado resquebrajandos por la sequedad y cuyos animales han muerto de hambre y de sed. Cientos de familias afectadas con la muerte de sus animales, han emigrado en desastre con el consiguiente abandono de sus tierras ancestrales.

Considerando :

3.- Que, el gobierno del Perú en flagrante violación de los Derechos Humanos, en total desmedro de la Ecología Andina y del medio ambiente de miles de familias Aymaras nativos, que habitan y habitarán en las montañas del Qhanti (Andes). En esta zona limítrofe con los países circunvecinos de Bolivia y de Chile, el gobierno del Perú, con la ejecución de proyectos millonarios para la captación y el aprovechamiento exclusivo de las aguas para el beneficio económico de millonarios extra-continentales, esta cometiendo un crimen lesivo a la Nación Aymara. La captación de aguas abarca aún la desviación del curso de los ríos de carácter internacional como el Mawi, el Q’añu, el Juch’us-uma, el Kaltina y el Putani que afectan a los Ayllus Aymaras del territorio boliviano, cuyas autoridades no dicen nada ni escuchan las reclamaciones.

Por tanto, el
I GRAN PARLAMENTO DE LA NACION AYMARA,

Resuelve :

Primeramente, elevar la situación crítica del AYLLU JANQ’UMARKA al conocimiento de las Naciones Unidas y del Centro de Derechos Humanos en Ginebra, para que constituyan una Comisión que pueda visitar a la brevedad posible y constatar los hechos nefastos de la política gubernamental del Perú, con relación al hábitat ancestral del Pueblo Aymara.

En segundo lugar, denunciar a los gobiernos del Perú y de Bolivia que siendo signatarios del CONVENIO 169 (1989) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), al gobierno de Chile que arguye haber dado la Ley Indígena (1993), pero que inmediatamente son hacedores de todo lo contrario a los alcances de lo legislado y al gobierno boliviano al que no le importa nada, la desertificación de extensas praderas donde antes pastaban las llamas, las alpacas y las vicuñas.

Janq’uchullpa (Tripartito), 16 de junio de 1996.

Por el Consejo de Mallkus y Amawt’as de la Nación Aymara :
Fdo. Max Paredes C. Mallku de Consejo de Mallkus y Amawt’as de la Nación Aymara del Qullasuyu.
Fdo. Gumercindo Mamani. Dirigente Indígena de AYMARA-MARKA de Iquique.
Fdo. Gualberto Cruz Quispe. Sello. Presidente, Comunidad campesina ANCOMARCA.
Fdo. Diómedes Quispe Q., Coordinador General. Sello. Consejo Indio de Sudamérica, consejo Directivo, CISA. Lima-Peru’.
Fdo. Samuel Coronel G., Mallku Nacional del MITKA-1, Qullasuyu-Bolivia.
Fdo. Tomas Condori C., CIDSA. La Paz - Bolivia.
Fdo. Tomas Alarcón C. CEDCA. Tacna - Perú
Fdo. ilegible. Sello. OC. de Padres de Pamilia « José Olaya » SECRETARIO CP. ANCOMARCA.
Fdo. ilegible, 00463970.
Fdo. ilegible, 00463276.
Fdo. ilegible, 00451786.
Fdo. Policarpio Roque A.
Fdo. Pío Marca Quispe. Sello. H. Agente Municipal, Cantón L. Cabrera, Tripartito. Prov. Pacajes, La Paz - Bolivia.
Vo Bo. Julio Tumiri Apaza, Presidente de CIDSA



attras.GIF (1261 Byte)